• Lunes a Sábados 10h - 14h y 17h - 21h

Menu Close

Tipos de cabeceros: ¿Cuál es el mejor estilo de cabecero para tu cama?

Un elemento importante para crear un entorno impresionante es seleccionar un cabecero que combine con el estilo de tu dormitorio. Sin embargo, debido a que existen diferentes tipos de cabeceros, ¿cuál es el mejor estilo de cabecero para tu cama?

Debes tener en cuenta que el cabecero es el punto central de tu habitación. Por lo tanto, la forma en que pretendas usar el cabecero influirá en tu decisión. Un cabecero tapizado, por ejemplo, puede ser conveniente si te gusta recostarte contra él. Por otro lado, es posible que desees un material específico para combinar con el resto de los acabados de la habitación.

¿Cuáles son los diferentes tipos de cabeceros que existen?

Cuando se trata de elegir un cabecero, una de las consideraciones más importantes es el material. Todos los diferentes tipos de cabeceros tienen ventajas y desventajas. Por ello, es conveniente saber las características de cada tipo de cabecero.

Cabeceros tapizados

Debido a su comodidad y estilo, un cabecero tapizado hecho de tela, es la opción más popular. Este tipo de cabeceros están disponibles en casi cualquier diseño que puedas imaginar.

En este caso, el tapizado crea un ambiente acogedor al mismo tiempo que proporciona un lugar agradable para apoyarse. Las telas de lino, algodón y sintéticas son las más comunes en estos cabeceros.

Cabe destacar que si eliges este estilo de cabecero, deberás aspirar con un cepillo suave de forma regular para evitar que se acumule polvo en la tapicería.

Lino

El lino podría ser el material ideal para un cabecero tapizado. Suele ser de un tinte blanco cremoso, de aspecto fresco, limpio, y con una textura acogedora. Es ideal para usar en cabeceros con mechones.

Tela

Los cabeceros tapizados en tela, los puedes encontrar en diferentes patrones y colores. La tela de tapicería a menudo combina fibras naturales y sintéticas, lo que hace que el cabecero dure más. La tela del tapizado generalmente se puede encontrar en una tienda de telas local, en caso de que decidas crear tu propio cabecero.

Cabeceros de cuero

El cuero es un material duradero y fácil de limpiar, por lo que podría ser ideal para alguien con alergias. El costo de poseer un cabecero de cuero, así como la limpieza y el reacondicionamiento regulares, son los inconvenientes.

Cabeceros de madera

Uno de los materiales más habituales para los cabeceros es la madera. Casi cualquier tipo de madera es adecuada para un cabecero. Sin embargo, el abedul, el roble y el pino son los materiales más comúnmente usados en los cabeceros de madera. Incluso, si te gusta el bricolaje puedes hacer tu propio cabecero con madera recuperada.

Para las personas alérgicas, un cabecero hecho de madera suele ser la mejor opción. Esto se debe a que el polvo no se adhiere a la madera, como en el caso de los cabeceros tapizados. Eso sin mencionar que la madera es más fácil de limpiar.

Madera pintada

Los cabeceros de madera prepintados no son fáciles de conseguir. Sin embargo, después de llevarlo a casa, puedes pintar fácilmente parte o todo el cabecero, o renovar un cabecero de madera existente con una nueva capa de pintura. Si optas por esta opción, te recomendamos usar látex o pintura al óleo con acabado semi brillante o satinado.

Madera teñida

El tinte para madera mantiene o resalta la veta de la madera al mismo tiempo que brinda cierta protección contra la degradación. La goma laca, el barniz, el poliuretano, son las mejores formas de proteger un cabecero de abolladuras y rasguños al mismo tiempo que sella el color.

Ratán y mimbre

El ratán es una sustancia fibrosa hecha de las hojas de una planta parecida a una vid que está vinculada a las palmas tropicales. Se puede tejer en un patrón resistente y duradero, que se usa comúnmente para hacer muebles.

En cuanto al patrón de tejido, se le conoce como «mimbre». Por lo tanto, el mimbre es lo que da forma al cabecero, mientras que el ratán es el material que se usa para hacer el cabecero. Los cabeceros de mimbre también se pueden hacer con sauce, junco y fibras sintéticas.

Además, el ratán está relacionado con los climas tropicales ya que está hecho de plantas tropicales. En consecuencia, los cabeceros de ratán son populares en villas de playa y residencias costeras.

Cabeceros metálicos

Es otro de los tipos de cabeceros más populares. Los cabeceros de metal presentan una variedad limitada de estilos. Por lo general, están hechos de hierro fundido, y son tallados en diseños elaborados.

Hierro forjado

El hierro forjado es un material que se utiliza con mucha frecuencia en la fabricación de cabeceros. Es un material que requiere mantenerse de forma regular para prevenir y eliminar el óxido. Debido a que los cabeceros de hierro forjado son demasiado pesados para colgarlos de la mayoría de las paredes, con frecuencia se fijan al marco de la cama.

Latón

El latón es una excelente elección de material si no te gusta el aspecto rústico del hierro forjado, pero aun así deseas un cabecero de metal. Debido a su gran resistencia, muchos cabeceros de latón de hace décadas todavía se mantienen en buen estado en la actualidad.

Te esperamos en TopColchón, estamos situados en El Polígono Industrial El Manchón, en la calle San Roque, en el número 6 en TomaresSevilla.

¡Bienvenido/a! Tu suscripción se ha completado correctamente

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy