• Lunes a Sábados 10h - 14h y 17h - 21h

Menu Close
colchon con memoria inteligente

Comprar un colchón nuevo o un cubrecolchón

Cuando duermes en un colchón que es demasiado incómodo para dormir, una cosa es clara, tendrás un sueño de baja calidad. Por lo tanto, la única opción que tienes es hacer que tu cama sea más cómoda. Entonces tendrás que decidir entre comprar un colchón nuevo, o un cubrecolchón.

La pregunta clave al tomar la decisión es si un cubrecolchón es comparable a un colchón nuevo. Te sorprenderá saber que la respuesta depende enteramente de las circunstancias. Es decir, hay algunos casos en los que un cubrecolchón es mejor que un colchón nuevo, pero por lo general siempre será más recomendable comprar otro colchón.

¿Qué es mejor, comprar un colchón nuevo o un cubrecolchón?

Como hemos dicho antes, no se trata de una pregunta sencilla con una única respuesta. La mejor opción es exclusiva de las circunstancias. Por lo tanto, antes de comprar un colchón nuevo o un cubrecolchón, primero debes averiguar qué es lo que está causando tu incomodidad, ya que lo que buscas es dormir y sentirte mejor.

En general, un cubrecolchón nunca podrá reemplazar por completo a un colchón. Es decir, no puedes usarlo como tu superficie principal para dormir. Se usa mejor en conjunto con una cama estándar.

Ahora bien, sin importar el tipo de colchón que tengas, hay un cubrecolchón ideal para ti. Actualmente puedes encontrar cubrecolchones ajustados, ya sea que uses un colchón para camas ajustables, o incluso un colchón para camas con plataforma.

En última instancia, si deseas una solución a largo plazo para tus problemas de sueño, lo mejor que puedes hacer es invertir en un colchón nuevo de alta calidad.

¿Para qué se usa el cubrecolchón?

Un cubrecolchón, como su nombre lo indica, es una cubierta acolchada que funciona como un pequeño colchón, y que se utiliza para complementar un colchón convencional. La espuma viscoelástica, el látex y la espuma polivinílica son algunos de los materiales de los que usualmente están hechos los cubrecolchones.

El grosor de un cubrecolchón es básicamente lo que lo distingue de un colchón tradicional. Además, los puedes encontrar en una variedad de tamaños y formas. Algunos están hechos para ajustarse a camas tamaño queen, mientras que otros están hechos para adaptarse a colchones tamaño king.

Una cubierta de espuma suave es una excelente característica si necesitas agregar una capa adicional de comodidad a tu cama. Por otro lado, a menudo el contorno del cuerpo no es el adecuado en camas firmes, especialmente en las nuevas.

Las personas que duermen de lado pueden experimentar dolor en las articulaciones como resultado de un colchón demasiado firme. Para las personas que duermen de lado, un cubrecolchón suave puede brindar apoyo personalizado en las caderas, la espalda y los hombros.

¿Cuándo comprar un nuevo colchón?

Debido a que los colchones están diseñados para durar, rara vez consideramos comprar un nuevo colchón. Sin embargo, por muy bueno que sea un colchón, su funcionalidad como tal, se extiende hasta un cierto punto. El tipo de colchón que compres, la calidad del producto, y lo bien que lo cuides, influirá en su durabilidad.

Si has tenido tu colchón durante mucho tiempo, quizás de 5 a 10 años, deberías considerar comprar un colchón nuevo. Sin embargo, los años de uso no es el único aspecto a considerar.

Aquí tienes algunos aspectos que debes considerar cuando sea el momento de comprar un colchón nuevo:

El colchón se pandea o tiene una notable hendidura

Es hora de reemplazar tu colchón si se pandea y tiene una hendidura obvia en la zona donde duermes. Lamentablemente, no hay forma de deshacer este tipo de deformaciones en el colchón. La hendidura se hará más grande hasta que el colchón ya no sea seguro para dormir.

Tu colchón está contaminado con alérgenos

Los colchones que son muy antiguos, tienen un olor a humedad, similar al de una habitación vieja. Ese olor indica que es hora de comprar un colchón nuevo. Esto es más común cuando el colchón no se cuida adecuadamente. Además, para las personas con alergias u otros problemas de salud, una cama contaminada con alérgenos puede ser un problema grave.

Tu peso corporal ha variado

A medida que envejecemos, es probable que nuestro peso y tamaño también aumenten. Y no se trata de un pequeño incremento, ya que a menudo podemos volvernos hasta 10 kilos más pesados. Si algo así sucede, es poco probable que tu colchón actual pueda brindarnos el soporte adecuado que requerimos.

¿Colchón nuevo o cubrecolchón? Palabras finales

Por muchas razones, decidir entre un cubrecolchón y comprar un colchón nuevo no siempre es una decisión fácil. Puedes decidir qué opción se adapta mejor a tus necesidades de sueño, y te brinda el máximo rendimiento por tu inversión.

Es posible que ya hayas usado antes un cubrecolchón y te haya hecho sentir a gusto. También es posible que la experiencia no haya sido la más placentera, por lo que tal vez la opción más conveniente sea conseguir un nuevo colchón.

Te esperamos en TopColchón, estamos situados en El Polígono Industrial El Manchón, en la calle San Roque, en el número 6 en TomaresSevilla.

Recuerda que todos nuestros colchones están realizados por los mejores fabricantes a nivel nacional, por lo que poseen una gran calidad y durabilidad.

¡Bienvenido/a! Tu suscripción se ha completado correctamente

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy